Datos personales

Ourense, Ourense, Spain
Naturópata y terapéuta energética. kaliha-lorena@outlook.com

lunes, 12 de mayo de 2014

ESTREÑIMIENTO.

      Fuente original: "El crudivorismo puede salvar tu vida" de Marc Ams.

 ¿Qué puedo hacer contra el estreñimiento?
    La constipación es a menudo la causa de muchos problemas físicos en el cuerpo. Poca gente sabe lo que significa una buena evacuación de los intestinos.
    La persona del término medio cree que si tiene una evacuación de los intestinos una vez al día es que no está estreñido. Esto no es verdad. La gente que sólo tiene un movimiento de los intestinos al día sufren de estreñimiento crónico y pueden llevar hasta tres o cuatro kilos de materiales de desecho podridos y fermentados en sus intestinos gruesos. Esto produce irritaciones de las delicadas mucosas de tus intestinos. En algunas ocasiones la irritación llega a tal grado que se alternan los períodos de estreñimiento con los de diarrea. En ocasiones existen espasmos en los intestinos que también son causa de estreñimiento.
                                                
 
    La gente civilizada nunca se dirige hacia la causa de la raíz de su estreñimiento, y se limitan a utilizar purgantes y laxantes que lo único que hacen es agravar la situación. Sólo existe una forma de acabar con el estreñimiento crónico  es el no tomar nunca laxantes de ningún tipo, corregir la mala dieta carente de fibra y la falta de ejercicio de los músculos intestinales y abdominales.
    Sólo en América del Norte se gastan 125 millones de dólares al año en laxantes para hacer mover los intestinos paralizados de sus habitantes. La razón más importante acerca de porqué necesitan tanta "dinamita" para los intestinos es que se comen muchos alimentos sin vida, muertos y sin fibra. Sus alimentos han perdido el complejo B de vitamina, y con la falta de éstas no se puede tener un tracto intestinal que esté sano y limpio. Nuestro tubo digestivo pierde el tono necesario para su función a menos que la vitamina B1 esté presente. También la deficiencia de potasio puede ocasionar estreñimiento. Además la dieta convencional consta de demasiados alimentos que están cocinados, hasta adquirir una consistencia suave y de puré, en lugar de estar frescos, crujientes y masticables. Con la falta de fibra y celulosa de los vegetales crudos tenemos el factor más importante, quizá, del estreñimiento. La fibra no es asimilable pero precisamente por esto sirve de carga, lastre, intestinal. Ella da el volumen y mantiene la humedad y la lubricación de las heces, lo que permite una buena movilidad y tránsito de las heces por el colon.
    La dieta antitóxica de la purificación del cuerpo, y la dieta ortotrófica de mantenimiento, siempre recomiendan tomar a diario, en días estáticos dos ensaladas y en días dinámicos frutas dulces acompañadas de algo de fibra fuerte como la del pan dextrinado o los copos de avena y simplemente salvado sin procesar diluido en el yogur junto con la melaza. (Ver "Tu dieta de transición"). La base de estas ensaladas suele ser la col, especialmente col fermentada (chucrut o sauerkraut), zanahorias o remolachas rojas crudas ralladas, y el apio simpre en discos. Alguna fina hierba como el perejil o flores de caléndula maceradas en vinagre de sidra o berros, o diente de león, etc., también te serán de mucha utilidad. La celulosa que forma la parte pulposa de las frutas frescas y no cocinadas posee una propiedad coloidal que retiene el agua de las heces y actúa como un suavizante y lubrificador de las mismas por todo el sistema digestivo.
    Pero si tu caso es quizá de estreñimiento pertinaz que no cede únicamente con los alimentos crudos, puedes intentar ayudar a tus intestinos mediante la cultura abdominal, y tomarte algún té de una planta mucilaginosa que ayude a deslizar el bolo fecal sin ser purgante ni irritante. Así puedes añadir una cucharada de semillas de linaza (también llamadas semillas de lino) pelada (molida al instante en un molinillo electrico como el usado para el café) en tu yogur o en tu musli ortotrófico. O bien tomarte un té de linaza después de cada comida o mejor aún al acostarte; para ello bate una cucharada de semillas de lino en tres tazas de agua y un poco de miel, cuélalo y tendrás una leche gelatinosa muy nutritiva y emoliente. Si la preparas con agua destilada fresca y miel acabará siendo una de tus golosinas, pero si no dispones de batidora entonces puedes prepararla así: una cucharada de semillas de lino para una taza de agua, déjalo hervir durante 10 o 15 minutos removiéndolo de vez en cuando con una espátula de madera. Cuela las semillas y bebe la gelatina condensada que ha producido la linaza. Endúlzalo con miel o con melaza. Aunque es mucho más sana y nutritiva la leche de batido de linaza cruda.
    Otra sugerencia para el alivio del estreñimiento sería una taza de agua destilada a la que le añades una cucharada sopera colmada de melaza negra de caña cruda y fuerte, tómate una taza en ayunas después de levantarte y una taza antes de acostarte. También puedes utilizar el cocktail de agua destilada con vinagre de sidra (un vaso de agua con 1-2 cucharadas de vinagre de sidra sin destilar y con la levadura madre) y endulzarlo con melaza de caña.
    Existe otro remedio igual de inócuo que la linaza y que actúa como desirritante de las mucosas: semillas de zaragatona. Pon una cucharada sopera o más de semillas de zaragatona en maceración acuosa durante toda la noche y por la mañana en ayunas se ingiere íntegra y de una vez la maceración resultante (agua, mucílago y semillas). Unas gotas de anís y un poco de miel aromatizan y dan buen sabor a esta maceración.
    La fruta desecada, especialmente higos, los dátiles y las ciruelas, ayudan mucho a la evacuación intestinal. Toma los días dinámicos 6 higos secos o 8 ciruelas secas previamente remojadas durante ocho oras en agua destilada (hay que lavarlos antes). Con ocho dátiles puedes preparar este magnífico batido: quítale los huesos y pásalos por la batidora para hacerlos puré, ahora añade en la batidora la pulpa de dos o tres peras dulces y un poco de agua destilada y si lo deseas una cucharada de nata líquida, y bátelo de nuevo hasta que quede bien fino. Tómalo sin colar como merienda en tus días dinámicos. Si vas estreñido toma una de estas tres frutas desecadas en una de las tres comidas de tus días dinámicos, pero nunca con vegetales.
    Una cosa que suelen ignorar las personas que sufren de estreñimiento es la importancia que tienen las vitaminas del complejo B para la salud intestinal. Los musculos del tracto intestinal llegan a ser flojos y prolapsados, por la falta de tono, si las vitaminas del complejo B, especialmente la tiamina o número B1, no están en la dieta en una cantidad abundante. Estas vitaminas son solubles en agua y no tenemos un acúmulo o reserva de ellas disponible en el organismo porque se las pierde por la transpiración y por la orina. Así que tenemos que asegurarte de que la dieta incluye muchos alimentos que son ricos en las vitaminas del complejo B. A este punto te menciono algunos alimentos especialmente ricos en ella, éstos son: los brotes de trigo germinado, la levadura de cerveza, la melaza negra cruda y fuerte, arroz integral, copos de avena, guisantes, setas, brócoli (brécol), repollo, yema de huevo y muchos otros.
    Nunca jamás uses aceites minerales (petróleo) como laxantes, pues le roban al cuerpo las vitaminas A, D, E y K, las cuales son solubles en grasas y no pueden ser asimilables en el tracto intestinal por culpa de estos laxantes. Tampoco debes jamás usar las enemas o altas irrigaciones colónicas por sistema, excepto en el caso excepcional y ocasional de alguna enfermedad o condición en la que urja una evacuación. Tus nervios mueven tus intestinos y ellos pueden y van a hacer este trabajo si les suministras las vitaminas del complejo B en abundancia y adoptas una dieta adecuada.
    Se suele tener un movimiento de los intestinos al levantarse y dentro de una hora después de cada comida, la eliminación se tiene que corresponder con la ingestión. Haz una costumbre el ir al lavabo después de 20 o 30 minutos después de la comida y concentra tu mente entera para tener una evacuación de los intestinos al levantarte por la mañana y después de la comida del mediodía. Para ello acostúmbrate a ir a defecar a esas horas aunque no sientas la necesidad de hacerlo. Tu haz de esto una norma y verás cómo al cabo de algún tiempo tus intestinos se reeducan y siempre necesitarás evacuar a esas horas. Aunque al principio no obtengas resultados tú insiste en esta práctica y estate seguro de que lo conseguirás.
    Procura siempre que puedas defecar en clucillas pues de este modo los músculos abdominales participan en el esfuerzo. Ellos son los auxiliares mejores para un movimiento completo de los intestinos. Por ello además de defecar en cuclillas tienes que hacer al menos 15 minutos diarios de cultura abdominal, pues ésta es muy importante para la salud de todas las vísceras del abdomen.
    Si tienes parásitos o hemorroides del recto o alguna de estas dolencias propias de la zona rectoanal, toma un diente de ajo pelado e insértalo como un supositorio y déjalo quedar durante toda la noche. La mayoría de los casos se solucionan así, especialmente los de parasitosis e infecciones.
    Si el movimiento de los intestinos está seco considera que la ingestión de líquido debe ser de 6 a 8 vasos de agua destilada con alguna adición como el vinagre de sidra o té de plantas salutíferas, o bien jugos de vegetales o zumo de frutas, como el melón o la sandía. Mucha gente sufre de constipación a causa de que están deshidratados. Muchas veces esto es debido a la fiebre intestinal (distermia), y también al uso de la sal, el té, el café, el alcohol, los refrescos gasificados y otras sustancias que deshidratan las mucosas del intestino. Suprime estos productos y aplícate un baño vital en ayunas y otro a media tarde o al acostarte. También puede ayudarte mucho el aplicarte a la hora de dormir, o bien antes de la comida o de la cena, una compresa derivativa al vientre. Te sorprenderás de lo poco que tarda en salir la compresa muy caliente, esto es debido a la fiebre interna que es derivada hacia el exterior. A veces es suficiente una buena aplicación de hidroterapia para conseguir una buena y relajante evacuación.
    La función del intestino grueso consiste en absorber el agua sobrante de la masa fecal, pero si los desechos no son evacuados y quedan en el colon por demasiado tiempo, resulta que una gran cantidad de agua es absorbida y como consecuencia de ello las heces salen demasiado duras y no se pueden eliminar sin causar dolores o incluso hacer daño a las membranas delicadas y ocasionar fisuras anales y hemorroides.
    Recuerda que no hay nada más importante que una eliminación buena dentro de los intestinos. Así que cuida la función más importante para tu salud después de cada comida y antes de que demasiado líquido esté ya absorbido y las heces demasiado duras.
    No me diga que está usted demasiado ocupado, nada es más importante que la eliminación intestinal, así que es esencial acudir al servicio cuando sentimos la necesidad de hacerlo y no retenernos porque estamos ocupados o entretenidos con alguna cosa. Esta es una de las causas más importantes de estreñimiento así que procura contestar al instante a la llamada de su intestino.
    La perfecta función intestinal es esencial, vital para una salud vigorosa. Esos venenos se tienen que eliminar fuera del cuerpo. Ninguna comida debe quedar dentro del colon humano por más de 36 horas. Disciplina tus intestinos para que elimine los desechos de cada comida dentro de las 18 a 24 horas siguientes.
    Si eres capaz de llegar a una evacuación de los intestinos con un ritmo normal vas a notar que muchos de tus problemas físicos van a desaparecer.
    MANTÉNTE LIMPIO EN TU INTERIOR, ESE ES EL SECRETO DE LA SALUD, DE LA JUVENTUD Y DE UNA VIDA LARGA.


                               ¿PUEDE LA MUERTE EMPEZAR EN EL COLON?
                                                                  1/2

                                                                  2/2
 
                                


 
 
 
 
 
   

2 comentarios:

  1. Olé, si señor, me quedo con esto que comentas:

    " La gente civilizada nunca se dirige hacia la causa de la raíz de su estreñimiento, y se limitan a utilizar purgantes y laxantes que lo único que hacen es agravar la situación. Sólo existe una forma de acabar con el estreñimiento crónico es el no tomar nunca laxantes de ningún tipo, corregir la mala dieta carente de fibra y la falta de ejercicio de los músculos intestinales y abdominales."

    Generalmente la mayoría de webs de estreñimiento no hacen más que darte cutre remedios que poco o nada luego hacen, y es que como bien dices, hay que entender el problema desde su raíz, desde el foco inicial.

    Gracias por el resto de información que hay cosas interesantes que desconocía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario.
      Si hay cosas que desconocías y te sirven de ayuda, mejor que mejor, para eso cuelgo la información en el blog
      Existen algunas páginas webs que no dan la solución real y auténtica y se limitan a promocionar productos laxantes porque están hechas para expreso de vender sus productos.

      Eliminar